lunes, 4 de marzo de 2013

La oscura y extraña muerte de Rafael Orozco

 Ya que por estos días se habla tanto de Rafael Orozco y de todo lo que rodeó su carrera musical y su vida, gracias a la telenovela que actualmente se emite con éxito por Caracol Tv, tocaremos uno de los temas más tristes de la vida del ídolo: su muerte.

¿Quién y por qué mataron a Rafael Orozco?

Publicado en: Caracol.com.co

Rafael Orozco Maestre, nació en Becerril (Cesar) un 24 de marzo de 195. Llevó al altar a su novia de siempre, Clara Elena Cabello, la mujer  con la que tuvo sus hijas, Kelly Johanna, Wendy Yolani y Loraine.

Orozco Maestre se dio a conocer como una alternativa moderna en el canto vallenato, integrando conjuntos de oportunidad con los acordeoneros Julito de la Ossa, y Luciano Poveda, con quienes consolidó su propio estilo, diferente del que en ese momento se imponía en el gusto de los seguidores del vallenato clásico, que estaba representado por los “Playoneros del Cesar”, “Bovea y sus vallenatos”, Alfredo Gutiérrez, Jorge Oñate, Poncho y Emiliano entre otros.

De manera casual Orozco se encontró con Israel Romero Ospino, “El Pollo Irra”, un acordeonero de Villanueva (Guajira) reconocido en toda la Provincia de Padilla. Sólo necesitaron unos cuantos toques y unos cortos ensayos para confirmar el acople armonioso, que de inmediato cristalizó el nacimiento de la organización Romero-Orozco, el “Binomio de Oro”.

En su primer trabajo discográfico imponen éxitos como “La creciente” de Hernando Marín, “Momentos de Amor” de Fernando Meneses, “Eterno Enamorado” de Edilberto Daza, “El pataleo” de Poncho Cotes Jr. Y “La gustadera” de Alberto “Beto” Murgas.

El Binomio de Oro, orientado por Rafael Orozco Maestre, su voz, líder, mostró unos elementos básicos en sus presentaciones, que en forma vertiginosa los convirtieron en una agrupación musical de exportación, como sucedió en el mercado de Estados Unidos, Venezuela, México y Centroamérica. Rafel Orozco e Israel Romero formaron la pareja más seria e importante en la historia del folclor vallenato. Impusieron el lenguaje romántico para interpretar canciones vallenatas que sirvieron de aliciente al espíritu de los enamorados.

El 11 de Junio de 1992 cerca de las 9 de la noche Rafael fue solicitado en la puerta de su casa por dos músicos integrantes de la agrupación de Diomedes Díaz, los cuales llegaron con la intención de pedir prestado unos instrumentos musicales, Rafael les solicitó ir con el a la terraza de la casa donde hablarían con más tranquilidad y así no interrumpir la celebración, mientras conversaban, llegó un hombre que le disparó 10 veces, solo una bala no penetró su cuerpo, pues las otras nueve hicieron blanco en distintas partes de su cuerpo incluyendo la cabeza.

Clara Elena al escuchar las detonaciones corrió hacia donde se encontraba Rafael, a quien encontró ya casi sin vida tirado sobre el pavimento, con la ayuda de los músicos logró introducirlo dentro de su vehículo, e inmediatamente lo trasladó a la Clínica del Caribe en Barranquilla; pero allí minutos más tarde fue declarado oficialmente muerto.

Muchas personalidades de la farándula vallenata, medios de comunicación y otros se apersonaron para rendirle un último adiós a “Rafa” y finalmente fue sepultado en medio de inmensas manifestaciones de dolor en el Cementerio Jardines del Recuerdo de Barranquilla, allí reposan sus restos con una inscripción sobre su tumba que Clara Elena hizo colocar a su memoria, la imagen de él tallada en mármol, al lado su canción “Solo para ti” y una inscripción debajo que dice: “Te seguiré queriendo” tu esposa Clara Elena, y luego “Te seguiremos adorando papurri lindo” Kelly, Wendy y Lorraine sus tres hijas.

Con la pistola del presunto narcotraficante José Reinaldo Fiallo Jácome (El Nano Fiallo) mataron al cantante Rafael Orozco Maestre y el arquitecto Jorge Navarro Insignares supo que el crimen iba a ocurrir, pero no hizo nada para evitarlo. A esa conclusión llegó la Fiscalía en Barranquilla, que definió la situación jurídica de seis personas vinculadas al caso. El fiscal, Luis Felipe Colmenares, ordenó la captura de Fiallo, pero este, según su apoderado William Cabarcas Gómez, apareció muerto en una calle de Medellín el 18 de noviembre de 1992 junto con su guardaespaldas Sergio Adolfo González Torres.

Con sus cuerpos fue encontrada una pistola con salvoconducto de la Segunda Brigada del Ejército marca Heckler & Koch, con la cual fueron disparados por lo menos dos de los proyectiles que le fueron sacados a Orozco Maestre, según la prueba pericial.

La confusión que se ha presentado, según Cabarcas, es que Fiallo tenía doble identidad. En Medellín apareció muerto como Jorge Alberto Gómez Benítez, pero es la misma persona y así lo comprueba su registro decadactilar.

Pero el fiscal Colmenares dijo que procesalmente Fiallo estaba vivo. El fallecimiento de una persona se prueba, dentro de un proceso penal o civil, con el registro civil de defunción, con la necropsia, con el acta de levantamiento de cadáver, con la licencia de inhumación, y ninguno de esos documentos aparecieron en el expediente con el nombre de ese señor , explicó Colmenares.

Sobre el guardaespaldas Tato, el fiscal decretó cese de procedimiento, ya que su muerte estaba judicialmente probada.

En el momento en que mataron al cantante, estaban los músicos Francisco Manuel Corena y Alonso Ariza De la Hoz, a quienes sindicaron de cómplices por haber hecho salir a Orozco a la puerta de su casa, pero el fiscal creía que no necesariamente estaban al tanto del plan homicida. Los dos fueron sacados de su residencia seis meses después en una camioneta y desde entonces no han aparecido. Sus familiares creen que están muertos.

La muerte de Rafael Orozco

Publicado en: ElPilon.com.co

Escrito por: Julio Oñate Martínez

En estos momentos en que los interesados en el vallenato que son casi todos los colombianos puntualmente paralizan sus actividades a las 8: 00 p.m. para enterarse de algunos aspectos medio tergiversados sobre la vida del grandioso artista colombiano Rafael Orozco, sus canciones nunca olvidadas han tenido un nuevo renacer, sonando sin cesar en todas las emisoras y generando una serie de comentarios y especulaciones en torno a su trágica y absurda desaparición desde aquella nefasta noche del 11 de junio de 1992, que como un lunar quedó empañando el historial de Barranquilla, la noble ciudad que lo acogió como a uno de sus hijos mas dilectos.

Pocas veces una calumnia ha tenido tan gigantesca magnitud como la que en forma infame y canalla quisieron hacer rodar los autores intelectuales de su muerte para desviar las investigaciones que se adelantaban cuando soterradamente comentaban que Rafa fue ajusticiado por sus nexos con la mafia que lo responsabilizaba de una millonaria suma de dólares que fueron decomisados en uno de sus viajes de regreso de los Estados Unidos.

En un par de ocasiones he estado a punto de encaminarle a trompadas a más de un bellaco, imbécil y despatriado que repite este absurdo y ponzoñoso dardo: que tanto el como “El pollo Isra” traían en sus viajes del exterior doce millones de dólares camuflados en cada acordeón. Los que han visto un acordeón desarmado saben que en su interior escasamente hay espacio para una galleta de soda y eso desmoronada.

Además de una entrañable amistad con Rafa, nos unía un cercano vínculo  familiar pues mi extinto hermano Rodrigo estaba casado con Carmencita Bruges Orozco su prima hermana y para la época, en Barranquilla, fuimos vecinos y lo veía con frecuencia.

Dos meses antes de ser diabólicamente asesinado “supuestos jaladores de carros” lo encañonaron en la calle despojándolo de su vehículo, tiempo durante el cual le tocó andar de chance en chance y mientras la compañía aseguradora adelantaba los trámites para la respectiva indemnización, era frecuente verlo en las calles de la arenosa conduciendo el viejo y deteriorado Mercedes Benz que su querido amigo y periodista Fabio Poveda le prestaba para evitarle la incomodad de andar a pie.

Una persona que estuviera involucrada en negocios de esa índole y esas proporciones, al serle hurtado su automóvil, sencillamente de inmediato compraba otro sin tener que esperar los trámites del seguro evitándose el trauma de andar atenido a carro ajeno.

Sus dieciséis años de vida artística desde 1976 cuando nació el Binomio de oro uno de los conjuntos mejor pagos en la época le permitieron vivir decorosamente pero sin lujos ni extravagancias pues su origen humilde y los sinsabores de la pobreza que le tocó enfrentar en su infancia, moldearon en él una personalidad sencilla y descomplicada con una gran calidad y sensibilidad humana que quiso y se dejó querer por la gente sin distingo de clases.

Si Rafa no hubiese nacido con esa profunda vocación por el canto posiblemente en el fútbol lograría hacer carrera pues a este deporte dedicaba todo el tiempo libre que tenía y sin dudas hoy estaría con nosotros, pero paradójicamente al entregarse en cuerpo y alma a la noble causa de engrandecer nuestra música, con creces recibió de esta fama, distinción, aplausos reconocimientos y el derecho en nuestra historia de estar al lado de los grandes del folclor vallenato y muchas, muchísimas mujeres que lo admiraron y por él deliraron, una de las cuales, involuntariamente contribuyó a que un celoso esquizofrénico poseído por los espíritus del mal, hubiera ordenado su muerte.

Hasta el presente no he visto un solo capitulo de la telenovela pero mi hija Isabella me mantiene al tanto y he querido adelantarme a los acontecimientos para prevenir a todos y  que como guardianes del folclor no permitan que algún imbécil, bellaco y despatriado vuelva a lanzar el ponzoñoso dardo que inútilmente podrá enlodar el nombre de Rafael Orozco, uno de los artistas más sanos, limpios y grandiosos  que ha tenido la música colombiana.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Logo oficial de La Bacana Stereo

Nuestras noticias en Twitter...!!!