viernes, 20 de enero de 2012

Diomedez Diaz participará este año en Barranquilla en el festival de orquestas.



Las sonrisas y los abrazos fluyen de Diomedes Díaz Maestre de una forma tan natural como las letras de sus canciones. Se le ve alegre, jovial, amable, no es adulación, pero es que ese “con mucho gusto” es más que el nombre del primer corte de su nueva producción y parte del título con el que esta se denomina. Es esa expresión franca y alargada que por años se le ha escuchado en las grabaciones, impronta personal con lo que atiende su oficio de cantante y a sus seguidores.
El Cacique de la Junta está cargado de buenas noticias. Al éxito en ventas y aceptación que ha tenido su más reciente trabajo se le suma la larga vida que le pronosticó el médico, el bienestar de su familia y su reciente y eficaz misión de mensajero que lo hizo evocar su época impúber en Radio Guatapurí. Diomedes ya entregó el recado que le encargó Emiliano para Poncho, y ya parece que los dos hermanos, tan queridos para él como para el pueblo, están resolviendo sus asuntos económicos.
¿Se va a presentar en el Festival de Orquestas del Carnaval?
No me voy a presentar, voy es a concursar. Y que se pare bien parado el que esté ahí para que me gane. Y si me ganan está bien, yo soy buen perdedor. Pero de una vez le advierto al jurado, que prefiero quedar tercero a que me declaren fuera de concurso.
Maestro Diomedes, ¿ya le dio la razón a Poncho, la que le manda Emiliano en la canción Mi compañera?
Ya se la di. Ya Poncho le está pagando la platica.
¿Cómo está de salud, se está cuidando?
Pues mi cardiólogo, Efraín Gómez, me dijo que la muerte tiene que esperarse un buen rato, claro que debo dejar de comer morcilla a medianoche.
¿Por qué volvió a grabar el tema Que me mate el dolor de Máximo Movil?
Por el mensaje que tiene y porque esa canción la canté en un concierto en Chiriguaná, me gustó como la canté esa vez. Además acostumbro a escuchar mis producciones anteriores. Este es un homenaje al maestro Máximo que sigue vivo espiritualmente.
¿Qué opinión le merece Calixto Ochoa, un compositor muy frecuente en sus discos?
Es un compositor que brilla con luz propia, lo admiro mucho. Él me dijo que yo soy uno de sus mejores alumnos, incluso, modestia aparte, él me ha dado libertad para que yo cambie algo de sus canciones. Así pasó con Todo es para ti.
¿Qué piensa de la separación de Silvestre Dangond y Juan Mario de la Espriella?
No sé nada de eso, desconozco los motivos.
Y, ¿quién es la nueva cacica del cacique?
(Risas) Es Luz Consuelo, es un amor que va floreciendo…
Mi muchacho es una canción inspirada en Rafael Santos, ¿cuántas tendría que componer Diomedes para dedicarles a sus hijos?
(Risas) Muchas, muchas…
¿Qué piensa de las personas que se casan y no quieren tener hijos?
Eso es respetable y lo aprendí de mi papá, que los conceptos de los demás hay que respetarlos.
Y de las mujeres, ¿qué piensa de las mujeres?
Yo las quiero y las admiro mucho. Gracias a ellas que nos dieron la vida, nosotros podemos ser padres.
A propósito, ¿Cómo ve la carrera musical de Martín Elías?
Yo lo veo bien, yo lo hice, es un muchacho sano, inteligente, bien criado. Eso sí, en el don que le dio Dios, yo no me puedo meter. Cada uno de mis hijos cantantes es diferente y se necesitarían cien años para que salga un nuevo Diomedes.
¿Cuál es el mejor consejo para sus hijos artistas?
Que se quieran ellos mismos, que respeten el folclor y al pueblo. Que refuercen muy bien los cimientos para que mañana puedan decir “yo soy”. El peor error que puede comerte el ser humano es echarse mentiras a sí mismo.
Y en su caso maestro, ¿quién fue su ejemplo a nivel de cantante?
Poncho es un ídolo mío y uno siempre necesita de alguien que lo lleve de la mano. Hasta nuestro Nobel García Márquez necesitó de un maestro que le enseñara a escribir la letra a. Yo necesité de Poncho Zuleta.
¿Cómo está la vieja Elvira?
Bien. Ahí vegetando no más.
Y la Virgen del Carmen, ¿la imagen de laVirgen del Carmen sigue viajando con usted?
La Virgen siempre está con nosotros, la siento en mí. No como alguna vez que quiso desprestigiarme un obispo, que decía que yo me estaba aprovechando de la imagen de la Virgen para lucirme. La Virgen del Carmen es algo más que un bulto de cemento, nació conmigo… y al señor obispo, que respete.
¿Cómo recuerda a compañeros que se han ido como Elberto López, Colacho Mendoza y Juancho Rois?
Con su música, ellos casi no hablaban, lo hacían con su acordeón y ahí está su música.
Y del Joe Arroyo, ¿qué recuerda?
Igual. Fue un lucero que brilló con luz propia. Compartimos muy pocos momentos, no hay muchas anécdotas porque uno como artista no tiene mucho tiempo. A veces no puedo salir ni a la puerta de mi casa porque está llena de mis seguidores.
Hay un dicho recurrente en sus canciones: “las vacas pariendo y yo bebiendo”. ¿Hay bonanza en la vida actual de Diomedes Díaz?
(Risas) Son cosas de uno. Pero la verdad es que con lo que vale un ternero no alcanza para comprar una botella de whisky

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Logo oficial de La Bacana Stereo

Nuestras noticias en Twitter...!!!