domingo, 29 de enero de 2012

'Silvestre no me dejó por cristiano', dijo Juancho de la Espriella.



El acordeonero dejó claro que su fe no tenía nada que ver con la separación del grupo.

El próximo 17 de febrero, en la Base Naval de Barranquilla y en pleno Carnaval, se encontrarán de nuevo Silvestre Dangond y Juancho de la Espriella, pero esta vez no estarán juntos en el escenario, como lo hicieron durante diez años, sino enfrentados.
De la Espriella estará con el joven ídolo del vallenato Martín Elías y Dangond cantará acompañado por el acordeón de Rolando Ochoa, que hasta hace una semana era el acordeonero de Elías. Hubo cambio de pareja. Pero, ¿qué tiene de particular este enfrentamiento y por qué ha suscitado tanta polémica la ruptura de Dangond y De la Espriella? La primera razón es que involucra a grandes glorias de la música: Martín Elías es hijo de Diomedes Díaz y Rolando Ochoa, por su parte, es hijo de Calixto Ochoa, compositor de temas emblemáticos de nuestro folclor como Los sabanales y fundador de Los Corraleros de Majagual.
Más allá de eso, están las hasta ahora desconocidas razones de la separación del famoso dúo vallenato, que cosechó éxitos como Diez mil litros de Old Parr y Me gusta, me gusta.
Lo primero que se supo, a través del Twitter de De la Espriella, fue que la separación no fue de común acuerdo: "Les informo que @SilvestreFDC toma la decisión de irse con Rolando Ochoa y romper la agrupación conmigo". Y añadió en otro trino: "Es su decisión y yo respeto lo que él hace (...) esto se venía fraguando meses atrás". Las versiones sobre la ruptura empezaron a correr como pólvora y llegaron hasta el terreno de la fe. Se especuló que Silvestre, amante de las parrandas y fiel a muchas de las letras de sus canciones, tenía problemas con De la Espriella porque este andaba con la Biblia 'debajo del brazo' y ya no quería tocar canciones 'mundanas'.
El acordeonero ya había hecho pública su conversión al cristianismo y declarado en varias revistas que había dejado la cocaína "gracias a Jesús". Hace un año se bautizó y cada vez está más comprometido con su iglesia: Reino de Vida, del pastor Mauricio Rocha. De la Espriella le dijo a EL TIEMPO que su fe no fue la culpable: "Silvestre no es una persona ajena a Dios, así no tenga una vida tan cristiana, nunca me dijo que le molestara mi fe". Agregó: "De hecho, me decía que si uno de los dos estaba con Dios, la bendición era para los dos". Carlos Bloom, manager de Silvestre, dijo: "claro que no fue por religión".
Razones musicales
Pero ¿por qué se separaron? Para Luis Torres, folclorista de Urumita, La Guajira (la misma tierra de Silvestre), la razón es simple: "Dangond es el mejor cantante y debe estar con el mejor, y ese es Rolando Ochoa".
Ochoa es arreglista y compositor. Ganó el año pasado el Festival Nacional de Compositores en San Juan del Cesar y ya le había hecho a Dangond canciones como Cantinero, esa que dice: "Cantinero dame un trago/dos tragos/tres tragos...". Y es considerado el mejor acordeonero del país. Ismael Fernández, otro folclorista guajiro, agrega: "Fue una cuestión de estrategia, no de fe. Si fuera por religiones, no se había juntado con el hijo del 'Cacique de la Junta', que es más travieso que el mismo Dangond".
Jorge Quintero
Redacción Domingo, eltiempo.com

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Logo oficial de La Bacana Stereo

Nuestras noticias en Twitter...!!!